Personas: Diferentes, únicas y especiales

¿Qué es ser diferente? Acontece en los humanos un miedo a lo desconocido. La sociedad tiende a desconfiar de todo aquello que resulta ser inusual. “Normalidad” es un concepto arraigado íntimamente en la “mentalidad común”. Manifestar cualidades dispares suele provocar inquietud y temor.

Analizar la sensibilidad de las personas, comprender el interior de sus sentimientos, entender su conciencia genuina, adentrarse en la esencia pura de cada ser, es un arduo cometido que no todo el mundo se atreve a descubrir. Verdaderamente explorar las emociones conlleva un arte excepcional y un acto de valentía auténtica.

¿Por qué existe quién prefiere “abandonar la diferencia”? Es corriente y cómodo huir de la “no normalidad”. Generalmente de forma frecuente al detectar desavenencias con aquello que la mayoría entiende por lo común y lógico, concurren particularidades coincidentes en los “patrones humanos” que inducen al “confort mental”, escogiendo descartar lo desconocido en lugar de indagar la belleza excepcional de la comprensión.

Es tendencia anudar “la normalidad” con “lo natural”. Viajar por el corazón de las personas concurre en el descubrimiento de la esencia emocional que posee cada individuo. Es posible el deleite del conocer más allá de las consideraciones mayoritarias. La contemplación respetando apreciaciones distintas u opuestas conllevan sabiduría y madurez.

Todas las personas somos únicas, diferentes y especiales. Es posible que el miedo oponga resistencia interponiéndose en nuestro camino. La lucha innata propia del ser humano conlleva aprendizaje en la vida. Cada “gota de enseñanza” ensalza nuestro ser logrando convertirnos en “existencia plena”. Las “barreras imaginarias” únicamente se encuentran en el interior de nuestros pensamientos que batallan en una guerra discordante buscando la paz interior.

Consiguiendo aceptar “la diferencia” lograremos convertir una “sociedad utópica” en un mundo donde ser una persona distinta a la generalidad será “normal”.

¿Miedo a mostrar tu interior? Buscando la autoaceptación conocerás la verdadera “felicidad del bienestar”.

¿Y tú que opinas? Comenta